El pasado 9 de Marzo se dejaron caer por Gijón unos visitantes un tanto inusuales.
Efectivamente procedentes de otra época, con las nubes de condensación aún disipandose de su condensador de fluzo y la carroceria de su furgoneta aún escarchada del viaje en el tiempo, pudimos contemplar ante nuestro asombro, como los emblematicos Reno Renardo iban saliendo de su interior para deleitarnos con su concierto en directo, en la Sala Acapulco, en el Casino de Gijón, de mano de la promotora, Franel Rock producciones.

El ambiente era distendido, los fans iban agolpàndose a la puerta de la sala, con sus atuendos habituales, incluido algún visitante de la cercana ciudad de Oviedo, que estaban celebrando sus carnavales, lo cual no fué impedimento para asistir al concierto. «eso de ahí que veo, es un tio disfrazado de reno»???
Efectivamente no se trataba de ninguna alucinación ni de alguien del grupo disfrazadode su mascota a proposito…

En general la asistencia fué masiva, ante la atonita mirada del promotor y de algún que otro purista del genero. Los cuales no daban credito, ante la capacidad de convocatoria de dicho grupo. Ya que en ocasiones anteriores, no se habia conseguido tal afluencia de gente trayendo otras bandas de renombre tanto nacional, como internacional.

Y es que el estilo Freak Metal de esta banda, combinado con las letras hilarantes, de las versiones de sus canciones, no dejan a nadie indiferente. Estamos hablando de que aunque sus letras son desternillantes, y para tomarselas con cachondeo, tambien saben meter caña con una gran calidad musical.

El concierto daba comienzo entre gritos y cornadas del público asistente…
Dandonos en su play list:

Una Épica intro, de su Ancho Cipote, deleitandonos posteriormente con una merienda cena medieval para estar sanotes, lo cual nos llevaría a decir eso de Mama no quiero ir al gym, porque es una conspiranoid en si mismo.

Así que tras tal Fiesta palangana, y viendo que la gente es imbecil, decidieron soltar a tu hamster, tras retar a que no hay huevos, por los dioses del fuego eterno, a jugar una a las cartas con unos orcos de Mordor.

Los Cuales tras sacar el As de Oros, hicieron un Wall of dead, y tras zamparse el bogavante, sin dejarnos chupar ni una pinza; emprendieron el camino a Moria.
De esta experiencia concluimos que Chiken es pollo en Inglés, Y a la postre el Reno Renardo concluía su concierto en nuestra ciudad, no sin antes cerrarlo con el mitico tema, yo crecí en los 80, transportandonos a todos a otra época.

Y así de esta manera terminó este concierto en Gijón, el cual volvería a ver, la proxima vez que los chicos del Reno Renardo (Jevo Jevardo, Ander the Thunder, Iván y Mikel) se dejen caer por aqui nuevamente, surgidos de los confines del espacio y del tiempo.

4 (80%) 2 vote[s]
Share This