El Mad Cool Festival se consolida como la apuesta nacional más fuerte en lo que a festivales de verano se refiere al duplicar su aforo de cara a esta tercera edición. Hablar de pasar de 40.000 personas a 80.000 es rozar las cifras de los grandes festivales europeos, sin que el cartel sufra merma alguna en calidad ni tampoco las instalaciones, que impresionan bastante sobre plano.

En la pasada edición me encontré con una cantidad importante de europeos que sólo venían a Madrid al Festival, incluyendo galeses que venían a ver a Manic Street Preachers(!)… y asistentes de todos los rincones de la península. Y es que al final la relación calidad-precio hace que sea uno de las citas más atractivas del verano, incluso a nivel europeo, gracias a su cuidada selección de artistas que, por decirlo de alguna manera, siempre intenta abarcar todos los palos. También hay que sumarles un punto extra por su cuidada organización: nosotros tenemos en casa las entradas y las pulseras enviadas por mensajería hace ya algunos meses. Pero no todo son alabanzas, desde la primera edición se limitaron a ofrecer una tarjeta de socio Mad Cool por compra, con el consiguiente fallo de que todos aquellos que no fuimos nominales en la compra de entradas no disponemos de las ventajas de la mencionada tarjeta. A pesar de que la organización en un alarde de buena voluntad ha realizado distintas promociones para obtenerla, muchos hemos quedado fuera (Hay que tomar nota de estos pequeños fallos de cara a fidelizar, siempre…)

Y a un festival que se le tacha de indie, incluso a veces de irse por derroteros demasiado electrónicos o guitarreros, no se le puede objetar absolutamente nada porque el equilibrio del cartel es precisamente uno de sus fuertes. Y la voluntad inequívoca de que, a pesar de no tener espacio de acampada, Mad Cool crece con vocación multidisciplinar, añadiendo a su ya conocido concurso Mad Cool Talent, el Espacio Pedro Aunión de artes escénicas, en memoria del artista fallecido en la pasada edición, la colaboración con el Koko de Londres o la grabación en directo de artistas como Quique González, iniciativas de transporte alternativo o de turismo, hacen que la apuesta por el Festival sea ganadora, independientemente del punto de vista con que se mire.

Para este año los escenarios 1 (Mad cool Stage) y 2 (Madrid Stage) previsiblemente no formarán un ángulo de 90º como en el pasado, sino que ambos estarían de cara al grueso del público, tal como se hizo en el DCODE Festival, permitiendo el disfrute de ambos sin necesidad de movilizarse de un escenario a otro.

Y entre un cartel que parece casi infinito y siete escenarios, alejándonos un poco del torrente mainstream y para descansar del tumulto, un recorrido alternativo por artistas que merecen, a nuestro juicio, una oportunidad.

Jueves 12
Escenario 4 (Radio Station Stage) 19:10 / Toundra
Escenario 3 (Koko Stage) 22:10 / Yo La Tengo
Escenario 7 (Thunder Bitch Stage) 01:05 / Biznaga

Viernes 13
Escenario 5 (The Loop) 20:40 / Ofenbach
Escenario 6 (Mondo Sonoro Stage) 23:00 / Agoraphobia
Escenario 5 (The Loop) 01:45 / Massive Attack

Sábado 14
Escenario 7 (Thunder Bitch Stage) 18:35 / Tourjets
Escenario 6 (Mondo Sonoro Stage) 21:45 / Rufus T. Firefly
Escenario 3 (Koko Stage) 23:00 / Black Rebel Motorcycle Club
Escenario 3 (Koko Stage) 02:10 / Jet

Lamentablemente algunos artistas se solapan con los grandes números de los escenarios 1 y 2, se ha intentado confeccionar una lista alternativa sin perder de vista a los cabezas de cartel y ofreciendo artistas que nada tienen que envidiar a los que juegan en las ‘ligas mayores’ y que, en sí mismos, podrían conformar perfectamente un festival alternativo aparte.

Página Web

 

 

 

 

 

Valora la entrada
Share This