PiL es John Lydon (a.k.a. Johnny Rotten) y poco más. Juanito es irreverente, infantil y a ratos hasta divertido. El Jaimito de cualquier chiste, un tipo perfecto para ser víctima de bullying y lo que es aún peor, hacer de cualquier condición inferior su bandera. El alarde punk es pavoneo, y hoy, más que nunca, tras unos gorgoritos apagados se esconde la única verdad: el punk es una actitud.

 

Recuerdo que lo primero que dije tras acabar la actuación de PiL fue: ‘Ha mejorado con el tiempo’. Y ya después de que los juegos vocales se desvanecieran en el amplio espacio del prado portugués y los temas escuchados hicieran lo propio en el tiempo, me reí de mí mismo y me dije: ‘Es que nunca podría haber empeorado’. Y no, Lydon solo podía ir a mejor, ganando estabilidad, sobriedad y profesionalidad. Cualquier adjetivo le queda grande, porque al igual que Peter Hook no ha dejado de ser un gañán desde Warzaw, Lydon no ha cejado en su empeño bufonesco de ser un provocador sin armas, una pose que lo defiende de una realidad que por lo visto le aterra.

 

Muchos nombres se pueden resaltar que hayan pasado por PiL, pero la imagen pública es Lydon y se sabe capaz de subirse a un escenario a cantar con música pregrabada, como hicieron a principios de la década de los ochenta Poch e Iñaki Glutamato en la madrileña plaza de Las Ventas en la Fiesta de Diario 16. Y transformar los abucheos en vítores, no porque sea el maestro de la perversión, que lo reservamos para Morrissey y sus delirios de grandeza con Penguin Classics, sino por su falta eterna de respeto a todo lo que le rodea excepto al dinero, que le permite reírse aún más y mejor de los demás mortales. El Olimpo del Punk está lleno de cadáveres, todos los Ramones, Malcolm McLaren y Sid Vicious mientras Johnny Rotten se autoerige en la leyenda que siempre quiso ser en vida pero con unas décadas más que restan lustre a la pátina endiosada. Los profesionales Steve Jones y Paul Cook semidioses de vodevil.

 

 

Ya no están Levene o Wooble, pero Lu Edmonds en la guitarra, Scott Firth al bajo y Bruce Smith en la batería hacen que las canciones sean versiones ya conocidas por nuestros oídos, interpretaciones limpias y bastante mecánicas que no restan ni un ápice de valor a la actuación general del grupo, no en vano se conocen todos desde 1986 a excepción de Firth que entró en 2009. El tapiz de consolidación que hace la banda es el apoyo necesario para la inseguridad de Lydon, para la poca cohesión de sus chanzas, para sus comentarios a destiempo, intentando llegar a la altura del personaje muchas veces sin éxito. Tampoco unas gruesas gafas y un atril te hacen ser un prestidigitador y sacar conejos de chisteras ya secas y vacías.

 

 

 

Las canciones, muy cuidadas en su selección para un set de festival, donde el tiempo apremia y las concesiones son pocas. El murmullo general que precede a la espera se rompe con un sonoro ‘Good evening Portugal, this is PiL‘, baquetas y seis minutos de Warrior, culminada con los consabidos gorgoritos para seguir con Memories y el recuerdo al Bodies de Sex Pistols, The Body, ambas centradas en el aborto, continuar con I’m Not Satisfied y arrastrar al público, ya entregado a estas alturas, a corear sin descanso This is not a love song en otra versión más que generosa, excediendo los seis minutos para, acto seguido y sin mediar descanso, llegar al clímax de la noche, Lydon entona I could be wrong I could be rightRise había llegado, y para cualquier conocedor del grupo, aunque lo fuera de unas pocas canciones, era el momento de esa simbiosis mágica que a veces se da entre artista y público, sinergia más que simbiosis, rematada por una oportuna interpretacion del single de 1978 Public Image. Para cerrar una noche perfecta, una versión de Daley & Barnes, una canción que el propio Lydon elaboró con Leftfield en 1993, Open Up, y así dejar paso al décimo y último tema de la noche: Shoom. Al fin y al cabo… It’s bollocks. Never mind.

 

 

Setlist:

Warrior
Memories
The Body
Death Disco
I’m Not Satisfied
This is Not a Love Song
Rise
Public Image
Open Up (Leftfield cover)
Shoom

John Lydon: Voz (1978-Presente)
Lu Edmonds: Guitarra y otros (1986-88) (2009-Presente)
Bruce Smith: Batería (1986-90) (2009-Presente)
Scott Firth: Bajo y teclados (2009-Presente)

Public Image Limited – PiL
EDP Vilar de Mouros Festival, Vilar de Mouros, Portugal
23 de agosto de 2018

Página Oficial de Public Image Limited

Página Oficial de John Lydon

Página Oficial de EDP Vilar de Mouros [Special thanks to each and everyone at Press Department at Festival]

The Borderline Music [Muchas gracias a Kiko]

 

 

 

 

 

 

 

 

5 (100%) 2 votes
Share This