Artículo que nos remitió el gran Obstinato (Collector’s Series) sobre la escena punk malagueña

Un poco de historia…

De los emblemáticos grupos de los 80 malagueños, en cuanto a la corriente punk se refiere: Slips & Sperma o Capitán Kaverníkola tan solo quedan vigentes sagas en los no menos válidos y pioneros del hardcore y crust, MG15 o los eclécticos Superlumpen en cuanto a la rama “kaverníkola”, por parte de los proyectos actuales de Ramone. Líder carismático de Capitán Kaverníkola y Superlumpen, dibujante muy conocido y reconocido no solo en los ambientes underground, sino también por su copiosa colaboración en estos menesteres, incluso a veces en lo musical, con los extremeños Extremoduro para sus discos “Pedrá” o “Iros todos a tomar por culo”. También intervendría en las portadas de “28.000 puñaladas” de Marea. Superlumpen es una apuesta con amistades cercanas al grupo, entre las que se encuentra la propio Juli, su compañera y más actualmente Teto y Sonika. Su apuesta va por los derroteros más teatrales y de parodia, sin olvidar la crítica mordaz y una base electrónica bastante importante, o como ellos se autodefinen: “Vodevil Techno-punk”. Ya que estoy citando a la parte “artística” de las bandas, también citaré a Alberto, hermano del emblemático Iván Jullit y batería en MG15, que ha desarrollado todo el arte de la banda, ya sean, logos, carpetas, portadas, montajes fotográficos o diseños de pancartas.

En los 90 tenemos los últimos grandes “referentes”…

De finales de los 90, aún quedan algunos músicos en activo o al menos involucrados en distintas propuestas culturales, de movidas anteriores, como Alex, batería procedente de los emblemáticos Rotten Heads, también más entroncados en el hardcore y cuando apenas existían bandas del estilo a nivel estatal. Participó en 2009 en las grabaciones de Sado After Dead, tanto en las demos, como en el EP “compartido” junto a la banda madrileña La Familia Heenan y por supuesto, en el proyecto “under” a nivel split de 12” que más revuelo ha causado últimamente por el Sur y según algunos medios de comunicación, lo han visto como un soplo de aire fresco y la mejor noticia de los últimos meses. Me refiero al proyecto de Collector’s Series y aunar a bandas punks, de garage, psychobilly, surf o hardcore en un primer volumen y que pretende tener continuidad. Los maestros del “punk-mongolo”, Sado After Dead se separaron prácticamente en los primeros compases promocionales y de fiestas y directos de presentación del referido primer volumen en vinilo de Collector’s Series, pero dos de sus miembros Migue y Alex se conjuraron para hacer una banda más ruda y cañera, Estupas. Para ello, se aliaron con dos músicos cuyas bandas más renombradas en el ambiente, andaban paradas, Kiko de No Picky y Cristóbal de Enterradores. Como curiosidad comentar que Cristóbal también se ha estado dedicando desde hace bastante a dibujar y diseño de portadas y carteles como por ejemplo el último trabajo de Devil’s Dandruff. Una banda que todo hay que decirlo jugueteó bastante con la onda ramoniana en los comienzos y aunque les sigue quedando cierta influencia Hellacopters y rollo stoner, cada vez se han ido abriendo a más campos en los terrenos del hard rock en general. Bodega Caníbal otra gran banda que enarbolaba la bandera del garage y la crítica más ácida con bastantes influencias punks, se separaron justo después de grabar su último tema para Collector’s Series. A partir de aquí han retomado la parte más salvaje del que en su día fue el “grupeto quinteto” más atrevido y a veces denostado por los medios locales por no ser precisamente políticamente correctos. Y los tres miembros que quedaron han tomado posiciones en El Bueno, El Feo y El Malo, una propuesta bastante parecida en algunos detalles de la puesta en escena, a los “caníbales”, pero quizás con un punto de agresividad, crítica y mayor contundencia sonora que los acerca tanto a los sonidos crudos del punk como a la base pesada del hard rock practicado por bandas como Motörhead. Podríamos estar ante el fenómeno de las bandas “heavy-punks” que por cierto comienzan a abundar y a ser cada vez más presentes en el panorama actual. Las influencias al fin y al cabo terminan por salir y hay bastantes seguidores que comulgan con ambas escenas desde hace años y solo era cuestión de tiempo que eso mismo se reflejara en las composiciones de las bandas. Además han aunado fuerzas con otros punks surgidos en el último lustro, The Castro Zombies & The Mutant Phlegm y la banda de garage punk surgida de la colaboración de miembros de uno y otro grupo, Dirty Sánches. Esta unión se verá reflejada a partir de septiembre, tanto en el álbum conceptual titulado “2X1=3”, como en la gira conjunta que los llevará a descargar en Sevilla, Granada y aunque es pronto, hay bastantes posibilidades de hacer bolos en ciudades donde el “under” está bastante presente como Zaragoza o Tenerife. Será coeditado por el sello burgalés Fragment Music y Collector’s Series.

De todo un poco…

Bandas como La Plaga, cuyos miembros al igual que  otros grupos tienen su pasado musical en formaciones grunge como Ácidos, hoy día practican un punk más en onda Riverdales y de vez en cuando suelen prodigarse tanto en directos como discográficamente hablando. Dogbowl, Raw Inside y Stilldawn, son bandas en parámetros y concepciones bastante parecidas, pero quizás siempre buscando opciones más experimentales y alternativas. Llegándose a intuir fuertes influencias no solo de música grunge, alternativa o a veces ramalazos de hardcore melódico y otras veces no tan melódico, sino más bien cañero. Icarus Crash se mueve en esta onda, por cierto con disco nuevo bajo el brazo y a punto de darlo a conocer mucho más masivamente, sobre todo después de haber ganado el certamen de MalagaCreaRock 2010, en esta edición abierta a Andalucía en general.

Alunizando sobre la actualidad…

Los esteponeros Airbag con origen en los 90, hace poco volvieron a la palestra con nuevo disco bajo el brazo “Versiones y rarezas”, en la onda “power-pop”, pero al fin y al cabo con bastantes reminiscencias punks. Otra banda algo variada en sus influencias, pero con una actitud muy de garage, que a veces hace recordar a los Social Distortion más versátiles, son los “psycho” y rockabillys Toxic Womb, que no paran cada cierto tiempo de tocar tanto en las salas grandes como en los bares pequeños, lo cual les confiere una autenticidad que no se gana simplemente por una pose o hacer una versión de Ramones. Ellos curiosamente, sólo por actitud se ganan el derecho de estar entronizados y bastante bien considerados por los punks y seguidores del estilo. La Pila Punk es otra gran banda de directo, que lleva bastantes años, más de una década haciendo directos del copón, concentrados entre las provincias de Málaga y Granada, donde tienen bastantes seguidores. De las cenizas de Peligro Sozial, una banda paralela de los guitarras Salva e Isaac, nació  Historial Psikiatriko que se estrenaron a nivel masivo en el festival de música impulsado por la CNT de Málaga con motivo del 100 Aniversario en la capital costasoleña el 1 de mayo del presente.

Flaming Dolls, es una banda femenina muy activa desde su aparición en 2008 y que cada vez se van haciendo con más adeptos. Sus sonidos provienen del “power pop” y sus grandes influencias se reparten entre el punk y el hard rock. Hace poco ganaron el prestigioso concurso de la zona, Costa Pop Express 2010.

Donde y quienes lo convulsionan todo…

Para hablar de las bandas del interior de la provincia, ya sea la comarca de Antequera, circundantes o de la comarca de la Axarquía, habría que dedicar un capítulo aparte, han sido muchos, una cantidad ingente de bandas y siguen siéndolo de hecho, que van desde Kmorra o Los Mostros Del Río Ratón. Suelen ser bandas que lo mismo están bastante activas durante un tiempo, que se separan o cuando menos te lo esperas vuelven a aparecer, como fue el caso de No Hay Salida, cuya reaparición tuvo lugar en un local bastante cercano incluso históricamente hablando al punk y las movidas alternativas en general, Artestación de Álora. Pero donde se concentra el mayor número de grupos, tanto activos en directos, como comprometidos con causas sociales y grabando cuando tercia, es en la zona de la costa oriental de la Axarquía. Donde destacan Me Voy Ke Me Estoy Cagando, Not Only Punk o Running Fuck Stone (antiguos Running With Scissors). En una onda parecida tenemos por la costa más occidental a Victima O Verdugo y a los Peste Y Mierda.

Los lugares catárticos…

Hay multitud de garitos en toda la provincia donde poder tocar, como el anteriormente nombrado Artestación de Álora, realmente un espacio abierto y multicultural a diferentes propuestas alternativas, que incluso pasan por las exposiciones de pinturas. Otro bar que abre bastante las puertas en este sentido al movimiento es Zeppelin de Alhaurín el Grande o la sala Kopas de Fuengirola. Luego, aunque hay bastantes reticencias, todo hay que decirlo, sí aunque parezca mentira aún hay prejuicios por parte de bares, especialmente de algunas zonas donde antes era bastante destacable la actividad y por cuatro energúmenos nos pusieron la etiqueta al resto. Pero es de agradecer que haya excepciones como el Classic Rock de Santa Paula o el Abisinia en pleno centro de la capital, sin olvidarnos de la CSO “La Casa Invisible” en una onda muy parecida a Artestación, donde además se dan la mano muchísimas propuestas sociales de los vecinos del centro histórico. Hablando del centro, está el Bunker, que es de esas excepciones positivamente anecdóticas. Josu lo tiene todo en regla y lo lleva de maravilla, pero por temas de los vecinos, sólo se pueden ofrecer conciertos acústicos, aunque luego es uno de los lugares elegidos por la peña punk y skin para pasarse a desparramar con viejos himnos de La Polla Records, Cicatriz o Eskorbuto. El tema acústico no ha cortado el rollo a gente como La Pila Punk que han tocado varias veces con bastante buena respuesta. Además de multitud de fiestas temáticas que se suelen hacer con frecuencia e incluso proyecciones de videos y pelis antiguas. Luego de todo esto, si venís por Málaga en octubre, no dejéis de preguntar en estos lugares por el festival espontáneo más cañero de los que se dan en todo el territorio, el Patafestival, por ahí ha desfilado lo mejorcito de la provincia e incluso bandas invitadas por parte del organizador Pata, venidas de País Vasco, Graná o Madrid. Tampoco os olvidéis del Drunk’O’Rama si queréis disfrutar de un ambiente variado dentro de la escena rock, pero donde gran parte de estos músicos se reúnen con sus amistades a departir y privar, o el Okeyilusión regentado por el entrañable José Luis, sin olvidarme del Lemmy de Juanma, que aunque de ambiente es más heavy 80, seguro que serán bien recibidos. Más bares, a ver: Bar Harley de Nana, la bajista de Aplysia en Torre del Mar. Volviendo al centro de la capital: Village Green, más pop, pero con bastante sabor “nueva olero”, el “otro” Zeppelin, el del profe, bajista de Devil’s Dandruff, que se ha ido convirtiendo en lugar de reunión de góticos y como no, a escasos metros el bar de Juan Diego, uno de los pocos que se preocupa en traer a buenas bandas americanas y de cualquier parte en general. Además, siempre dispuesto a ofrecer su local, el Velvet a los grupos locales para los conciertos. Es en uno de los pocos sitios de la provincia en general donde realmente se pueden disfrutar de buenas bandas punks no solo de Málaga, sino de Barna, Jaén, New York o Cartagena. Y el Paranoid del Yisu o el nuevo bar de la Oveja Negra, aunque más relacionados con el metal, ya digo el ambiente suele ser bastante variado y la música a veces bastante heterogénea. Y como la mayoría de la peña en Málaga sean de una “tribu” o incluso sean algo independientes en este sentido y vayan a su bola, el buen rollo suele reinar y cuando hay un bolo, fiesta o cualquier acto “under” o no, se suele hacer piña. Así que si podéis pillar una cogorza del quince a base de chupitos y lingotazos en cada uno de estos bares, además de llenar la tripita en sitios como la Anchoita, El antiguo Portón… Seguro que os lleváis un grato recuerdo de la “ciego-vuelta” malagueña, al final parece una guía turística… En serio, seguramente conocierais un poco más la ciudad y sus habitantes, desde las tripas. Habitantes, que por otro lado, a veces tenemos la necesidad extrema de salir por patas y oxigenarnos de tanto ambientillo que a veces se enrarece, porque horteras los hay en el más amplio sentido de la palabra, como en todos lados. Y a veces esos horteras, conllevan un provincionalismo acérrimo a sus discursos y “modus operandi” que hacen un poco más afixiante e insorportable todo lo que les rodea, lo que en otras circunstancias sería un lujazo, se invierte.

Leyendas urbanas reescritas por sus propios protagonistas…

El Hombre M*****, es el pseudónimo de un punk histórico de Álora que hoy día es escritor y tiene un libro en formato digital llamado “El cabo suelto de Dios”, muy vinculado a la Barraka, otra leyenda. Me lo encontré a principios de verano en un festi titulado “Punk Por Una Noche Kojonuda”, celebrado en Torrox, iniciativa de Axarock y allí descargaron bastantes bandas malacitanas de las que siguen en pie, algunas de Cádiz o Almería.

Declaración de intenciones…

Luego, hay muchas bandas ochenteras y noventeras, que bien por alguno de sus miembros o porque su actividad fundamentalmente se concentraba en Málaga y su provincia, voy a citar a modo de recordatorio y pequeño homenaje (extendido a otros grupazos que he ido nombrando a lo largo de este humilde artículo de opinión), aunque sea a grandes rasgos, suponiendo que en estos momentos no hagan nada, al menos con estas formaciones), pero siempre esperanzado a que se vuelvan a reunir un día de estos, un concepto este el de las idas y venidas muy extendido en las bandas “under” boqueronas: Excomunión, Desamparados En Guirilandia, DDT, Kataplasma, 12 Aullidos, 3 De Bastos, The Endrogaos o Psicokillers, Malakalaña, Smoking Victims, Pankomio… Y que vuelvan pronto, por el buen recuerdo que nos dejaron.

Una pequeño inciso, como podréis comprobar no he diferenciado demasiado entre bandas “under” y otras que no son “puramente” punks (sino que en algunos casos tienes ciertas influencias o actitud), pero se sobreentiende que si tienes la “etiqueta” punk y encima eres “under”, pues eso, doblemente “hundido” en la arena (no de la playa) sino de las catacumbas. La cosa sigue siendo un tanto heroica por aquí abajo, a la hora de montar historias, lo que por otra parte le da ese regustillo añejo que muchos echamos en falta a veces. Quizás si nos lo facilitaran más las cosas, tal vez estuviésemos más acomodados y nos hubiésemos vuelto algo “burgueses”; o si no tanto, al menos sí nos hubiéramos vuelto más cómodos. Bueno por ahora esto nunca se sabrá, sobre todo si siguen con la política de multar a diestro y siniestro, buscarle las cosquillas al personal y ponerse en plan matones al servicio del poder. Y sí, una nueva ola de policías con tics de chulos, acosan a los dueños de los bares rockeros, como si de una lista negra se tratase, con lo que lleva aparejado. La imposibilidad para muchas bandas de tocar en estos sitios, bajo amenazas de cierre y otras inclusive, con ciertos tonos de violencia hacia los organizadores, público, amigos y músicos presentes en general. Lamentable, supongo que enviados por alguien que debería de rendir otro tipo de cuentas a su “amo”, el mismo que luego se pondrá medallitas si algún día si saca tajada de esa infame campaña cultural que se ha echado a las espaldas de forma grotesca y totalmente artificial. Quizás, y con esto concluyo, los pocos grupos punks que permanecen hoy día al pie del cañón, suelen tener estas trivialidades por desgracia, bastante presentes, lo cual hace que el “feed-back” por parte nuestra sea más mortífero y nos hagan sacar las uñas y dientes a todos. Mientras prevalezca la actitud lo tendrán difícil con tod@ nosotr@s, Punk’s not dead!

 
Share This